LOS SANTOS INOCENTES

Se han cumplido 30 años del estreno de Los santos inocentes; esa magnífica adaptación de la novela homónima de Miguel Delibes que dirigió Mario Camus. En el festival de Cannes de 1984, la Palma de Oro a la mejor película se la llevó París Texas de Win Wenders, a pesar de que Los santos inocentes, que también competía, es uno de esos filmes estremecedores que nunca se olvidan. Recordar Los santos inocentes es para mí visualizar la sumisión, la pobreza y la desesperanza de la familia de campesinos a través del cartel de la película.

Cartel Los santos inocentes
El cartel es obra de Daniel Gil, pionero del diseño gráfico en España y autor de las portadas de la colección “El libro de bolsillo” de Alianza editorial.

TEBEOTERAPIA

La charla de ayer con P sobre In Treatment me ha inspirado para escribir este post. Psychoanalysis es el título de una mini serie editada por EC Comics en 1955. No tuvo éxito, sólo se publicaron cuatro números, a pesar de que en la década de los 50 los primeros psicofármacos (antidepresivos, tranquilizantes y antipsicóticos) abrieron nuevas vías terapéuticas en la práctica del psicoanálisis.

Psychoanalysis comic cover

Lo curioso es que ese repentino interés de EC Comics por los nuevos tratamientos para las enfermedades mentales, coincidió con las acusaciones formuladas por el psiquiatra Fredric Wertham en su libro La seducción del inocente. Wertham argumentaba en su libro que los cómics eran nocivos para el desarrollo de los niños y una de las causas de la delincuencia juvenil. La cruzada de Wertham originó una comisión de investigación del congreso de los EE.UU y la creación del Código del cómic para censurar los contenidos. EC Comics fue una de las editoriales señaladas en la investigación por su producción de terror y temática criminal. Hay un aspecto todavía más curioso en esta historia y es la sospecha de que la compañía farmacéutica Janssen-Cilage, fabricante de antipsicóticos, patrocinó la creación de Psychoanalysis. El marketing, aunque sea el de la vieja escuela, nunca peca de ingenuidad.